El modelo.

1762019223_c57dac0418_bEl modelo.

Recordaba cómo le contrató la profesora de la pequeña academia de pintura donde posaba. Era una mujer relativamente joven, esbelta y con una fisonomía peculiar. Sus labios rojos la daban un aspecto de mujer liberal y abierta, cosa que por otra parte no demostraba.
Con una voz dura, le interrogó sobre su experiencia para escuchar que era nula, algo contrariada y con ánimo de librarse de él le ordenó que se desnudase. Contemplándole descaradamente le adujo que posaría ante pintores de ambos sexos, que tendría que aprender rápidamente a entender que cualquier rincón de su cuerpo podía ser objeto de ser  plasmado sobre el lienzo.
Los primeros días los pasó aprendiendo a inhibirse ante los pintores, escuchaba como le indicaban que se tumbase o sentase o que de determinada forma mostrara sus músculos e incluso sus genitales.
De estatura media, su cuerpo era la de un hombre ya hecho, aunque no de gimnasio,  por exigencias del guion se había depilado. Según la profesora eso era lo único fácil de imaginárselo.
Aquella tarde como todos los viernes se acercó ya vestido a la mesa de la exigente profesora para recoger el sobre con sus honorarios semanales. Está le entregó su minuta, al tiempo que le consultó si podría posar para ella a nivel privado. Sorprendido, aún a sabiendas que dada la perfección de cómo la gustaba hacer las cosas sería una tortura.
Aceptó. A la mañana siguiente acudió al estudio a la hora convenida. Oyó como ella le indicaba que se desnudase, que salía ahora mismo.
Desnudo ya tardó unos segundos en verla. Ella no llevaba su bata llena de pintura, sino unos shorts rojos con una camiseta blanca a juego que dejaba libre un cuerpo más que bonito.1762974050_fa5e32d3d5_b
Debía posar primero de pie con una pierna hacia fuera en actitud relajada, los brazos a ambos lados del cuerpo sueltos.
Ella pintaba el boceto de el modelo con maestría, sabiendo como lo quería, el se sentía muy a gusto entre sus pinceles.
Se finí. Vamos a tomar un café y descansamos. Vuelven al trabajo y en ese momento ella le dice que se excite un poco, ya que quiere dar un punto de erotismo a la obra. Algo avergonzado se acaricia su pene y este toma el aspecto deseado aunque con cierta desgana.
Entonces ella con la simpatía no acostumbrada decide ayudarle. Se quita la camiseta liberando unos senos duros, equilibrados y coronados por unas aureolas obscuras en los que apuntan hacia el cielo unos pezones grandes y perfectos.
Se acerca a él y su boca recibe el miembro del modelo que empieza a tomar las dimensiones perfectas para ella.
Así está bien. Más tarde comienza la sesión en un sesenta y nueve perfecto donde sus lenguas exploran sus sexos sin pudor alguno, para terminar a horcajadas recibiendo el pene del modelo,  y entre orgasmos inmensos un rio de semen la inunda por dentro.
Tumbados y exhaustos. Ella le susurra.
Quieres posar para mí.

efe{LL}logo

Anuncios

10 pensamientos en “El modelo.

  1. Nice Blog!

    Zoomanity
    DECEMBER 11, 2014 / DOUGSTUBER / EDIT
    Zoomanity

    Specks of cherry blossoms remain, six months after, crunched
    to microscopic, yet able to detect the soft November feet of
    knee-booted beauties. Washington’s engorged monument is
    Korean, six inches, but proud, laying-in to boot-skirt on the mall.
    Blushing blossoms accept the thumping as better than souls,
    more aesthetic than the spiked dens that welcome the kinky
    Dupont Circle crowd, you know, congressmen on the town with
    their page boys. We’re now “all -in,” bushwhacked into this
    winner-take-all culture with few winners, proud sinners, all-meat
    dinners. Unshaved Hispanics growl when the dealer hits two
    black jacks in a row. Cactus stand, not waving in the wind that
    tumbles weeds over mountains, that then ignite to torch homes
    of the “richies” who once had it made. Malibu, New Orleans,
    Florida in general: is there a pattern here? Gaia, perhaps our
    only god, has good aim, giving the haves ample opportunity to
    atone: few do. Perpetual human error peaks again now, as
    Christians preach morality, their U.S. leader tortures, slaughters,
    greedily spilling blood for oil, trading tomorrow for carbon-filled
    today, while children and nincompoops watch, jaws agape, because
    they didn’t see it coming. By nineteen-eighty-three it was evident,
    but still, twenty years into the fall, the one-two combo of religious
    propaganda and twisted “news” helped smooth over electoral fraud
    in time to put the slow crank on World War Three. Skip forward
    to November, back-peddle to the leaf pile, where larger color
    combinations lure Alexis and her playmate into unbridled bare-
    backed adventures. Cool air slows his sweat, but not before a drop
    jumps his nose. She thrusts to lick it out of the air, which is just
    the angle adjustment he needs to finish the act. Show this to the
    wonks, well-walled on cubicle row sixty-seven, and BASHA! your
    job is over. It’s that easy to escape the grind, but near impossible
    to be your own cowboy and feed the kids. This is when corporate
    can be your friend: just throw out all convictions, trade values
    for value-added do-dads that increase profits and productivity
    simultaneously and do not stress the details. No one minds if you
    are loading atomic weapons, making attack ads, fucking your
    “niece,” as long as the leaves rustle gently, lips quiver repeatedly,
    and voyeur neighbors get a hot glance, on an Indian Summers’ eve.

    Copyright, Doug Stuber, 2007. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this blog’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given, and with appropriate and specific direction to the original content.

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s