Maldito olvido.


78868979_N1CcVNyA

Origen de la imágen

Maldigo el olvido.

A veces condenamos al olvido, a algunas personas que  nos han acompañado a lo largo de nuestro camino. Pienso que ese olvido se convierte en tragedia, sobre todo  si es cosa de dos. Hoy me han salido unas letras pensando en las personas que han vivido ese trance, que para mi  es  doloroso.

Envuelta en cariño se fraguó la amistad.

La cercanía se convirtió en deseo.

Y el tiempo la guardó en el olvido,

pero los recuerdos se quedan en el alma.

Risas y juegos vienen a la memoria,

más las penas se olvidan.

Aunque la memoria llama, la presencia se aleja.

Quizá solo quede un nuevo abrazo,

que sellando el encuentro, sane la distancia.

Maldigo el olvido.

Efe.{LL}

catgirlheadingbg_111 copia

Anuncios

Tristeza.


Hace  todavía horas. El día veinticuatro fue un día nefasto para la gente de bien, en esta nuestra sufrida España. Una sentencia dura nos obliga a excarcelar a una asesina brutal, seguida de la próxima salida de un violador esta vez en Barcelona.
Todo esto es la consecuencia del mal llamado proceso de Paz inventado por alguien que prefiero ni nombrar. No obstante no derogado por nuestro actual Gobierno. En fin solo queda apoyar a las víctimas de esta asesina acompañándolas el próximo domingo en Madrid.
Después de estas desgracias solo faltaba que un Español con mayúsculas nos dejase.
Nuestro inolvidable Manolo Escobar nos decía adiós en su querido Benidorm del alma.
Artista hecho a sí mismo. Su familia emigra a Barcelona desde tierras Almerienses y allí es donde encuentra su oportunidad junto a sus hermanos para triunfar.
Pronto destacaría como actor y cantante, cantando sobre todo para la gente corriente, sacando las letras del día a día, irradiando alegría para regalárnosla en momentos difíciles.
Todavía recuerdo, de incluso mi época estudiantil como sonaba su Madrecita del Carmen o cuando le robaron su carro o el sonado Porompompero.
También su intervención en un programa deportivo en el que no dudaba en demostrar su cariño a Barcelona diciendo que era hincha del Barça, sintiéndose además orgulloso.
Pero eso no impedía que fuese gran amigo de Casillas. Quizá el mejor guardameta del mundo.
Bueno esta es mi opinión.
Un día llegaría el Viva España que compartiría con la Roja logrando unir por unas horas a este país en apuros.
En fin valga mi recuerdo a alguien muy querido por muchos, que no quería entender de política, que no necesitaba subvenciones, ni tampoco insultar a nadie. Solo sabía entregar su sonrisa y regalar su enorme arte.
Descansa en paz Manolo.

efe