Noche de lujuria.


Noche de Lujuria.
archer-373366_640

Hoy en la noche sentimos la unión de nuestros deseos.
Ataviados con el perfume de nuestra sensualidad,
desatando dulces perversiones
llenamos de magia otro acto de pasión.

El fuego ilumina la sesión,
cumpliendo el mágico ritual.
Recibes mi entrega,
que con dulzura depositas en tu corazón.

El tiempo llueve sobre nosotros,
tapizando de edad nuestras vivencias,
dejando recuerdos hermosos,
en nuestra existencia.

La metáfora de estas letras,
narra una historia,
plena de pasión,
en una lujuriosa noche de invierno.

efe{LL}

logo

Anuncios

La Seductora.


woman-197064_640

La seductora

El hombre esperaba tranquilo a su pareja en la barra del bar. Había terminado el trajinar diario y habían quedado como casi todas las tardes en ir a tomar las cervezas de siempre.
Eran una pareja joven sencilla sin grandes estrategias personales, es decir solo esperaban sobrevivir dentro del cariño que se tenían.
El observaba con cierta sana envidia a esas mujeres atrevidas que coqueteaban y aparentaban ser especiales. Eso le obligaba a fantasear con que su hembra, le sorprendiese saliendo de su corriente normalidad.
Como todos los días ella llegó a la cita, todo fue igual, el beso en los labios, el hola llevas mucho tiempo. El miraba su falda larga, la ausencia de maquillaje y el reducido escote. Entonces la contestaba la fabricada frase.
No. Llegué tarde.
La mentira piadosa era la esperada, se tomaban la cerveza y ambos se marchaban.
Así se iban dejando la vida…
Pero aquella tarde pasó algo diferente.
Nuestro hombre espera a su compañera, imaginando que todo transcurrirá inexorablemente como siempre, beso, saludo y rutina.
Pero hete aquí que divisa una hembra especial como las que le impresionan y con su mirada se lanza a su encuentro.
También como siempre….
La Mujer era perfecta sus piernas sostenían un escultural cuerpo, el rostro estaba tenuemente maquillado y la sonrisa despertaba a cualquier hombre. Esta vez su libido se disparó, se acercaba a ella con una incredulidad cierta.
Una lasciva mirada a la hembra envió.
Había obrado la magia, de repente la mujer se le acerca, le besa sensualmente, y le dice.
Tonto. Te necesito soy Yo…
Fue un revulsivo para El. Descubrió que estaba vivo, imaginó lo que iban hacer juntos y noto que era impulsivo.
Lleno de generosa hombría se sintió muy gallito y con la frente muy alta pregonó a todos los vientos. Es mi hembra. Verdad que es bonita.
El hombre descubrió a su amada pero esta vez con deseo, era la mujer más serena y bella que había conocido.
Ella había entendido que estaba a tiempo de seducir, de dar envidia de que en la vida también hay audacia y que los hombres y mujeres tenemos el afán de seducir a los demás.
Que no somos menos decentes por ser más atrevidos.
Además diría el refrán. Que de pan no solo vive el Hombre.
Ambos comprendieron que ser libres, no renegar de nuestro atractivo y sobre todo entregarnos con sinceridad a la persona que queremos no es delito.
Y a lo mejor hasta somos más felices.

efe {LL}logo

La Dama y el Gigoló.


nude-197066_640Suena el timbre anunciando la llegada de alguien a quien espera. Disponiendose a recibir al galán contratado minutos antes. Abre la puerta.
Es una mujer bella, de facciones duras aunque bonitas, sus senos firmes se coronan con unos pezones dulces que invitan a degustarlos, su cuerpo es armonioso y bello por lo que el Gigoló tendrá una agradable sesión de trabajo.
En el umbral de la puerta descubre a un joven quizá algo más musculado de lo normal, de mediana estatura y con un aspecto bastante atractivo.
La Dama estudia al joven con descaro sopesando si su inversión merecerá la pena. Comprueba su mayoría de edad, y le informa de lo que desea que la haga y de lo que espera.
El muchacho duda en responderla, hasta que acede a todos sus caprichos.
Ella se desnuda ante él, al tiempo que le manda a la ducha, espera unos minutos hasta que el Joven le muestra su cuerpo, que como había presentido es  apetecible.
Se besan sin pasión ni interés alguno, sus pechos no encuentran el rostro del amante y la fiesta promete ser un fracaso. Es entonces cuando sentados en el diván, la Dama le interroga casi con severidad no exenta de mal humor.
Joder tú para que te dedicas a esto.
El Gigoló sacando la sinceridad desde dentro la responde.high-heeled-shoes-507983_640

Señora yo no me dedico a esto, simplemente tengo hambre.
Lanzándole casi una mirada maternal, le lleva a la mesa, brindan con un buen vino y es entonces cuando la magia del momento les llena de calor.
Ahora se besan, se tocan, se muerden con pasión, agotando una lujuriosa noche de sexo.
Le siente dentro, se mueve con una recién aprendida sensualidad hasta que un rio de lava inunda su sexo llegando adentro. Se rompen gozando, sintiendose plenos y felices.
Abrazados todavía La dulce fémina alcanza su mano para darle un billete. El Novel amante se lo devuelve y con seguridad la responde.
Llámeme cuando quiera.
Para Usted siempre será gratis.

efe {LL}

logo

Las cadenas.


chains-433541_640

Las cadenas.

Sus cadenas marcan mi ente,
al compás de mi entrega.
Su mente esculpe  mi alma,
tallando mis vivencias.

Borrando los caminos de mí libertad,
Al amparo de sus palabras.
Las cadenas no son sufrimiento.
Son el gozo de mí entrega.

La necesidad de vivir,
cautivo de los sentimientos,
forja mis anhelos,
llenando mí existencia

Anhelo sus cadenas.
Siendo cautivo,
De mis sentimientos.
Soy simplemente suyo.

efe {LL}

logo

Fantasías en la Noche.


girl-487069_640

Fantasías en la Noche.

La noche llega.
Con su obscura libertad,
Cómplice de amantes secretos,
de amores furtivos,
de lujuria carnal.
Besos, caricias y mordiscos,
llegan a excitar nuestros corazones.
En los caminos de mi piel,
dibujando mariposas de fuego,
perderte quieres.
Haz temblar mis entrañas,
y que mí cielo resplandezca de lujuria.
Sumergiéndote en mi cascada,
bebiendo de mis aguas peligrosas.
La Noche hace destellos, en mí ser,
dejándome enredar en sus ardientes fantasías.
Ya está abriendo la noche sus puertas
y yo cerrando mis ventanas al día.

L.Lorena.

logo

Otro destino.


Otro destinograffiti-527833_640

El tiempo corre por mi ser ,
anegando mis venas con otras vivencias,
mi espíritu se abre a otra vida,
nadando en ella mi alma.
Busco mi destino pero ya no es mío.
Mientras las notas de mi entrega,
forman una música de amor,
que entrego para una eternidad.
Un coro de sentimientos desgranan,
una melodia hermosa,
dentro de nuestro Universo.
Y por siempre será así…
Para en nuestro horizonte brillar la unión,
de dos destinos.

efe

logo

Obediencia.


1

Obediencia.

Simplemente mi Dueña ha ordenado que me desnude y me ha pedido que la traiga el látigo negro. El temido instrumento, es un látigo corto de diez colas de cuero, que deja una huella nítida en la piel durante varios días, lo suficiente para recordarme la falta cometida.
El motivo del castigo ha sido simplemente olvidarme en público de mis obligaciones como sumiso, olvidando mi condición y no mostrar signos de obediencia.
Siempre que se produce una falta de esta clase, suele corregirla con paciencia infinita y no llega a más. Pero esta vez ha querido dejar huella de que el sentido de lo que vivimos como pareja DS, no puede enfriarse, al igual que el dominante marca y cuida su relación con el dominado, este debe en todo momento estar atento a todas las formas de vivir y mostrar su obediencia.
Recibo el correctivo con infinito agradecimiento y como recordatorio deberé mantener las normas a rajatabla, además de anotar todas las faltas que se produzcan proponiendo a mi Dueña el castigo adecuado.
Leía estos días que dentro de la DS hay ritos, quizá es verdad, pero cuando se trata de algo sentido hay también deberes que es inesorable su cumplimiento. En este caso el dominado no debe olvidar su condición bajo ningún concepto, manifestando su obediencia sin miedos ni ambages. Solo así se logra vivir dentro de este estilo de vida o forma de pensar que a algunos nos enorgullece.

efe{LL}

logo

La Espera.


La espera.body-143798_640

Un día dejaste una semilla dentro de mi corazón.
Otro día me susurraste palabras de amor.
Más tarde me escribías lo que te dictaba el alma.
Y hoy ya te espero yo.
Difícil hablar el lenguaje de los sentimientos y,
aún más difícil entenderlos.
Ayer me pediste que sonriera y,
hoy te espero sonriente.
Solo tú y yo nos vemos y por eso esa sonrisa,
es tan importante.
Te espero mi hada buena.

efe.{LL]

Fuego.


A la luz del fuego, desnudo me ofrezco.7723885646_95e71abc11_z
Vestida de charol y cuero La Diosa me observa.
Mi lengua liba en la puerta de sus secretos, sintiendo la llamada de su mirada.
¡Más pasión perro!
Siento su mirada de fuego, después un latigazo.
Mejor perro.
Uno, dos tres…
Canto al compás de la fusta.
Mis nalgas se colorean, sube mi ardor, me llena la libido,
Más perro, quiero más.
Libero sus pezones para beber en ellos, bajo y subo por su cuerpo.
Hasta que a su clara orden. Entro, dejando mi pasión dentro.
Noto sus finas uñas en mi carne y me endurezco.
Su orgasmo marca el primer final, espero, me derramo y nos fundimos en un beso.
Después exclama.
¡Este es tu regalo!
Ordenando.
Aviva el fuego perro.

Efe {LL]

admin-ajax111

La carta.


La carta.file0001781362730

La obscuridad de la noche envolvía la soledad eterna que le mantenía cautivo de la más dura de sus vivencias.
La tristeza de no ser querido.
Solo no encontraba su paz interna conviviendo con la negra realidad que vivía, sino que su soledad estaba permitiendo que la felicidad pasara de largo por su puerta.
Pero había algo que le consolaba su pena, era escribir todos los días, aunque con mala letra y peor inspiración a esa doncella del cuarto.
Un día tras otro la dedicaba algo que le salía de dentro, y con falsa esperanza  anónimamente se lo hacía llegar, hasta que el tiempo acumuló ya, casi un libro regalado.
Del día a la noche esperaba su antídoto para lograr vencer la amargura. Quizá aquella mañana sería distinta porque el también recibió una carta.
La carta olía a ella,  casi saltandosele las lágrimas abrió el sobre. Donde encontró un frio folio con casi ninguna letra, si acaso unos garabatos que le proponían un deseo.
Enséñame a leer para empezar a quererte.

Efe {LL}

admin-ajax111