El deseo.

749

El deseo

En la penumbra de una fría tarde de otoño.
Desnudo y tembloroso el tormento espero.
Mis pies rozan el suelo,
para  recibir el flagelo.

Dulce castigo mi alma desea.
Más mi cuerpo espera,
pero mi Dueña me lo niega.

Al fin el dolor llega,
con placer se mezcla,
mi ser se serena.
Azotes, amor y deseo se vuelven placenteros.

El duro látigo la piel lacera.
Con lágrimas el placer deseo,
al fin de amor y pasión me lleno.
Amor, placer  y dolor espero.

Efe {LL}

logo

Anuncios

10 pensamientos en “El deseo.

    • Pues ojalá los políticos fuesen capaces de entender y resolver lo que nos puede pasar.
      Por supuesto el humor es importante y permitido en este espacio.

      Un abrazo.

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s