El último deseo.

banner 3

Origen de la imagen

El último deseo.

Había sido convocado en nombre de alguien que conocía lo suficiente para no negarse. Esperaba en una sala iluminada con la luz sugerente ideal para resolver el enigmático encuentro. Dada la personalidad de la anfitriona, en este caso lo normal es que tuviera que entregar algo personal o especial para ella.
Transcurridos unos minutos desesperantes, apareció la mujer rubia algo rolliza, que le abrió la puerta. Juan pensó que tenía algo especial en su forma de comportarse pero no sabía que era. Quizá la había visto antes. Esta le nombró por su nombre y con un tono seco le indicó que la siguiese. Impulsivamente en ese momento. La preguntó.
¿Quien era? La respuesta fue simplemente. Ya lo entenderá.
Entraron en una sala austera pero agradable, amueblada al estilo medieval con diversos útiles familiares para El. No pasaron unos segundos cuando recibe la orden de que se desnude. Se desviste a falta del bóxers, esta vez la orden va acompañada de una dureza inusitada.
!Todo¡
Le venda los ojos y se entretiene en inspeccionar descaradamente su cuerpo, hurga en sus partes intimas propinándole un humillante cachete en sus genitales, acompañándolo de una grosería verbal. Ya veremos tu comportamiento.
Pasa un lapsus de tiempo ya angustioso para Juan, cuando siente la presencia de alguien en la habitación, su olor es familiar para el. Presiente algo suyo y solo cuando besa los pies de la Dama comprende que está en el cielo. Ella le besa al tiempo que sus uñas marcan su piel, el dolor que siente le llena de recuerdos. Toca los pechos de la Diva, esta mordiéndole los labios suavemente le exige su placer. Su lengua baña las intimidades de la hembra, la besa la adora con intensidad hasta llegar al éxtasis, sus cuerpos no aguantan se rompen de placer hasta el desmallo.
Después de rodillas ante la Diosa sus ojos vuelven a la luz encontrándose con la mujer bella , dura pero dulce que nunca conoció. Con la vista baja escuchó la respuesta.
La Dueña que antaño te poseyó ha dispuesto su último deseo. Que la ames por última vez, a través de un pedazo de ella.
Era su hija…
 efe {LL}

catgirlheadingbg_111 copia

Anuncios

25 pensamientos en “El último deseo.

  1. La verdad es que tiene un final inesperado.

    Deseo que pases unas felices navidades, y, que la magia, la ilusión y la esperanza, siempre estén en tu vida, no sólo en navidades, sino todos los días del año.

    ¡Felices fiestas!

    Un beso.

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s