La Domina.

Una breve llamada telefónica había bastado para una cita en su gabinete. Eran tiempos todavía difíciles, por lo que su trabajo como mujer dominante lo realizaba con cautela. El joven llegó a la dirección indicada y después de ignorar al indiscreto portero , entró en el ascensor que le llevó al segundo piso de un edificio burgués de la ciudad, una placa redundante indicaba en la puerta. Masajista. Pulsó el timbre. Pasados unos segundos le recibió una Dama, vestida elegantemente de negro, subida en unos altos tacones del mismo color. Con una misteriosa sonrisa le tendió su blanca mano, con las uñas elegantemente pintadas. Impropio por otra parte del trabajo de masajista. Después le invito a seguirla.
Las interminables piernas de la Dama enfundadas en unas sedosas medias negras, le despertaron sus más claros instintos fetichistas, deseando con toda su alma que su presencia no terminará nunca.
Su corazón latía apresuradamente denotando su bisoñez y escasa experiencia en estos casos. Pero ella mirándole fijamente le indicó con suavidad pero muy segura que se desnudase, a medida que lo hacia la mirada de Él era más baja, denotando su vergüenza. Pero esta lejos de arrepentirse de haberle recibido, disfrutaba con intensidad del momento. Se sentó cómodamente ordenándole que se arrodillase. Interrogándole sobre lo que le había hecho descubrir su necesidad de ser dominado para desear vivir esta disciplina. Habló de lo divino y de lo humano con el novel aprendiz, llegando a la conclusión de que este sería un valiente sumiso, después la fusta no más allá de unos cariñosos límites le indicaría que era  posible disfrutar y ser un buen sumiso.
Eso era su bautismo a nivel teórico dentro de lo que sentía, después la vida le llevó a otras verdades donde el sexo junto a la pasión son un todo, pero siempre acompañados de la entrega a la persona que necesitas y quieres.
Aquella Domina realizó algo que quizá fuese lo bonito de su trabajo, que por otra parte resolvía las primeras dudas del joven alumno al que su miedo e ignorancia le estaban confundiendo.

efe.{LL}

catgirlheadingbg_111 copia

Anuncios

11 pensamientos en “La Domina.

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s