Noche de plata.

Nacían las primeras luces,
ya habían muerto las sombras,
pero su pasión aún estaba viva.
En su mente quedaban aquellos pechos llenos.

El roce de sus cuerpos,
las miradas juntas,
les volvían inmensamente locos.
Se sentían vivos.

Ese mar de sensaciones en el que les gustaba nadar,
lograba fundir sus cuerpos.
La pasión inmensa les quemaba dentro,
sus manos se enlazaban con pasión.
Juntas Sus bocas su lujuria libaban,
para con frenética furia yacer en el lecho de amor.

La penetró con hambre de sexo.
La agridulce sabia de su hombre,
inundó su cuerpo hasta sus entrañas.
Fue una noche de plata,
en la que sus cuerpos a un gran orgasmo se rindieron.
Furia, pasión y placer fue el regalo de esa noche blanca.

Efe.{LL}

catgirlheadingbg_111 copia

Anuncios

10 pensamientos en “Noche de plata.

  1. A ver si la luna de esta noche me ilumina y me deja que mis palabras se reflejen aquí…al fin.
    Genial, efe, genial….eres (para mí) un fiel ejemplo de que el bdsm no está reñido para nada con la máxima sensibilidad. Abrazo

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s