La cama celestial.

A veces gusto de ojear mis libros sobre todos los más antiguos. En cada uno puedo encontrar algún recuerdo, un papel que sirvió como guía de página o esa dedicatoria que resulta especial, porque viene de alguien querido que te regaló el libro.
Es tradicional que al hombre de la familia le regalen corbatas o aditamentos similares. Yo he tenido la suerte de que me han regalado libros. Cada etapa de mi vida está reflejada en un estante. Cada volumen marca la forma de vida que transcurría cuando el autor lo escribíó, al tiempo que hoy me devuelve mis recuerdos.
Volviendo al título de este post. Me topé con Irving Wallace, encontrando la famosa Cama Celestial. Corría el año 1987 y la libertad sexual iba aflorando incluso en Estados Unidos, que aunque siempre para el sexo diría han sido algo estrechos o quizá mojigatos iniciaban su apertura. El autor habla de muchas cosas especialmente de la terapia sexual. Evidentemente era ficción. Ya que los terapeutas además eran entrenadores sexuales que debían practicar sexo con sus pacientes e incluso enamorarse entre ellos, pero la idea es incluso avanzada hoy en día. La sexología era una ciencia infusa, sobre todo en España en aquella época, no pensando en ese momento en convivir en grupo totalmente desnudos practicando una vida desinhibida, al tiempo que se conversaba de cualquier tema. Aunque fuese para aprender a gozar.  Por eso pude sonreír al recordar cómo era esa época, como pensábamos, como poco a poco íbamos avanzando en la información sexual. Pienso que Irving Wallace fue un poco un “Julio Verne” dentro de los asuntos del sexo, utilizando esa forma de narrar las cosas que tanto me gusta de Él.

efe{LL}

Anuncios

12 pensamientos en “La cama celestial.

  1. Y a la vuelta de los años nos damos cuenta de como evolucionamos, al igual que nuestro entorno, pero esos pequeños despuntes que en su momento fueron importantes para nosotros, los recordamos con agrado, es bonito obsequiar un libro, al igual que recibirlo.

    Besos

  2. Me gusta como has relatado la transición a un mundo algo más libre (nunca del todo)

    Siempre es bonito recordar, y en este caso puedes darte cuenta de los cambios tan enormes que se producen en la vida…

    Muchos besos.

  3. Solo he leído una obra del autor: “La isla de las tres sirenas” http://contraelpromediomexicano.com/2013/10/02/la-isla-de-las-tres-sirenas-irving-wallace/

    Eso fue hace un par de años, me gusto tanto que de inmediato se colocó en mi lista de libros favoritos de todos los tiempos, incluso si tuviera que elegir de manera veloz mis 3 libros favoritos seguramente lo mencionaría.

    Actualmente lo estoy releyendo, porque quiero dejar constancia en mi blog sobre esta genial lectura y porque quiero ver como han cambiado esas letras a lo largo de los años, con la madurez que me dieron. ¡Me he encontrado un par de sorpresas!

    Leyendo tu entrada, a la que llegué solo por el nombre del autor, me llamó la atención el tema recurrente (al parecer) del autor, no he leído el libro que reseñas pero el tema de la sexualidad saliendo a flote me recuerda al las tres sirenas ¿acaso toda su obra ronda sobre ese tema? ¿tenía obsesión por el tema?

    Buena entrada, me apunto el libro para comprarlo en la próxima visita a la librería.

    • He leido bastante obra de Irving entre ellas la que tu mencionas. Este Autor creo que era un avanzado de su epoca. De aquella etapa hay muchos autores interesantes pero creo que este aportó algo importante.
      Una forma muy interesante de vivir la reallidad y de saber llamar las cosas por su nombre.

      Muchas gracias por venir,
      Saludos

  4. Me siento igualmente privilegiada, ya que durante muchos años de mi vida, también me han regalado libros….esos libros que en la misma estanteria y con solo mirarlos te hablan y te regalan parte de tu vida. No he leído el que describes pero sí algunos similares, me pica la curiosidad de que lo compares con Julio Verne…mira que hemos estado atrasados en cuestiones de amor ( incluyo el sexo en sus millones de vertientes). Afortunadamente vamos dando pasitos, no muchos, lentos, pero a fin de cuentas, pasos. Sin embargo los que hemos tenido la dicha , y digo “dicha ” de vivir esos años, ( y no lo digo porque se nos dieran facilidades, pues se nos negaban y prohibían todas, pero las personas teníamos algo de lo que ahora los jóvenes carecen , ” ideales y sueños” ), hemos llevado tatuado en la piel toda la época de una represión. Quizá eso nos haya hecho más tolerantes, y por supuesto, en la época actual, totalmente deshinibidos para vivir, ” esos sueños” que nos censuraron.
    Sabes que adoro esa facela intelectual que tienes.
    Un besazo amigo mio

    • A miga mia tu has participado en nuestra vida y yo se que lo que escribes es sincero.
      Solo nos queda la experiencia de la madurez y el oficio aprendido,estudiamos al mismo tiempo que luchabamos pero eso si cuando amabamos era algo especial que nos salía de dentro.
      Quizá nos equivocasemos muchas veces pero eramos unos pluiriempleados a los que se les admitía muy pocos errores, incluso en nuestra vida sentimental.
      Aquello era demsiado duro pero como tu dices, ahora es demasiado suave,
      He llegado a un estado en el que ya me puedo permitir algunas cosas, y de verdad me siento orgulloso de la epoca que me tocó vivir.

      Un abrazo.
      efe

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s