Ni blanco ni tinto

Hay caldos con los que siempre se queda bien. Son vinos clásicos no muy caros y que suelen tener una continuidad9 en su calidad día a día.
En la práctica del  bdsm quizá pasa algo parecido. Algunos se empeñan en subir la esencia de la entrega o el sometimiento a los altares y  creo que es exagerado.
Por lo menos  a mi modesto parecer creo que incluso en las relaciones entre parejas o personas vainilla siempre hay quien da y quien recibe. La necesidad de  entregarse  viene con la persona de fabrica y lo que ocurre es  que el sumiso o el DOM lo exteriorizan  públicamente.
Como un vino bueno hay que saberlo degustar en la correcta medida y no tiene porque ser el látigo la única razón para disfrutar  esta forma de gozar.
Además el sexo no es quizá el único componente entre dos. Ya que este no siempre puede llegarse a consumar. Evidentemente que algunas personas somos masoquistas o sádicas o incluso sadomasoquistas, por lo que afortunadamente el BDSM está reconocido como una parafilia y no una perversión.
Creo que las cosas son más sencillas. Al igual que todos las personas podemos tener una esencia  exhibicionista por ejemplo, nos bañamos desnudos pero no lo hacemos para escandalizar a nadie y no somos los llamados  pervertidos  del siglo pasado.
Simplemente necesitamos algo más, como descargar esa necesidad de desarrollar nuestros instintos según nuestras apetecencia  como sumiso o Amo.
Admitimos cualquier forma de gozar y nos gusta disfrutar de una copa de buen vino.
Efe. {LL}
admin-ajax111
Anuncios

12 pensamientos en “Ni blanco ni tinto

  1. Con dos líneas me lo has dejado más claro que con todo el post. Y lo mejor es que estoy completamente de acuerdo. A nosotros también nos encanta el buen vino bebido con moderación y un D/S más sensual e imaginativo que escatológico. A ver si algún día lo podemos degustar juntos.

  2. Junto a vosotros aprendí a apreciar un buen vino, a degustarlo, y aunque no fuera excesivamente caro, cada sorbo era de calidad. Eso es el BDSM, como dices, no en cantidad para emborracharse sino en calidad para disfrutar de toda su esencia. No tengo tan claro como tu que seamos o no pervertidos, lo que debe importarnos es que somos más libres en nuestro sentir y sobre todo en nuestro "expresarlo"……ainssss, me has transportado al olor de una paella con ese vino, en la mejor compañía, y por supuesto…desnudos en una playa donde no eramos exhibicionistas, sino amigos que disfrutaban de la naturalidad de ser nosotros mismos sin importarles el qué dirán.Insisto, me quedo con ese sabor en el paladar de un buen vino.Miles de besos a los dos

  3. No acabo de coger la relación entre el gusto por el buen vino y la dominación/sumisión de esta entrada, pero en un primer vistazo vuestro blog me ha parecido muy interesante, por lo que me lo apunto al blogroll para seguir vuestros pasos hacia delante y hacia atrás.

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s