Premio o castigo

Premio o castigo1137904130-36103

La lujuria a veces puede a la voluntad del esclavo. En cuantas ocasiones se desea simplemente la dureza del castigo porque detrás viene el sexo o el mimo del Amo.
Creo que una cosa es castigar y otra premiar al sumiso. Cuantas veces esa tendencia quizá morbosa y masoquista nos lleva a mostrar nuestra rebeldía y desobedecer a nuestra Señora simplemente para obtener su atención y nuestro placer aunque sabemos que solo puede ella concedernoslo.
Pero lo que obtenemos es un autentico desaire.
El ser ignorados por nuestra Dueña y relegados a segundo plano, es muy duro para cualquier sumiso y por que no para cualquier enamorado.
Sin embargo otras veces tememos el duro correctivo porque sabemos que será irrevocable el uso del látigo ya que esta vez nos lo merecemos.
Es fácil meterse dentro de la parafernalia del BDSM, pero creo que lo autentico es la entrega y sometimiento del Amo y esclavo. Para mi solo funciona cuando surge la magia entre los dos, cuando se une mi sumisión a su dominio y todo con la alegría de cualquier pareja.
Creo que junto a la sabiduría de los puristas está la filosofía de los idealistas y entonces se comprende esta disciplina de otro modo. Es sencillo resistir al látigo, pero es difícil mezclar los sentimientos y es entonces cuando surge la historia, creo que solo así es distinta la práctica de esta disciplina.
Ya soy pesado, pero defiendo la naturalidad en la DS. Reitero que entre personas que se quieren esto es un experiencia inolvidable y que así se llega a sentir al máximo esta excitante forma de amar o sufrir.

Efe{perro de Lady Lorena}

Anuncios

2 pensamientos en “Premio o castigo

  1. coincidiendo casi por completo con nuestra querida Liska, te diría , me querido efe, que además de toda esa naturalidad tan esencial , el sumiso adorará aún más si cabe a su dueña cuanto más duros y severos sean sus castigos. Esta es la filosofia de mi sumiso, …sinceramente, yo no la he sentido.Apasionante tema digno de hablarAbrazoa brillantes a los dos

  2. Aprender, sin prisas, recorriendo cada parte del camino, sentándonos incluso, correteando y no dejando ningún huequecillo por inspeccionar, por saborear. Tanto monta monta tanto, uno al otro, desde el lugar que se siente, que se desea ocupar…. esa ignorancia efe, ese silencio es el más duro de los castigos… pero acaso desea tener el sumiso el control? no, creo que no… y quizás la forma más apropiada de conseguir lo que deseamos no sea provocándola, sino dejándonos llevar… por lo que sentimos, devoción, adoraración, amor.(incluidos sus momentillos difíciles ehhh, que hay que tener los pies en tierra)avanzando :)Besos a los dos, todo mi respeto y cariño a ti y a tu Señora Lady Lorena.

Dime lo que desees

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s